Digna de amor

“El reflejo del espejo me devuelve una imagen que resulta difícil de aceptar.
Un yo de mirada triste y curiosa que se pierde en cicatrices y falta de definición.
Una personita calva con ojitos privados del habitual marco espeso que formaban cejas y pestañas.
Aprendemos a dar tanta importancia al aspecto físico, que apenas se quién soy.
Me sorprende una desnudez extraña y ajena a los cánones de belleza establecidos.
Pero ahí estás tú para amarme, para abrazar mis miedos y este nuevo cuerpo.
Para recordarme que soy mucho más y junto al resto de mis seres queridos, hacerme comprender que soy digna de amor.
Tan digna de amor como cualquiera…como todos”.

Roxana Palacio, 21-08-2015

Extraído del discurso que dí para la exposición “Poetas y Versos de la Esperanza. Los poetas contra el cáncer”.

Registrado en Safe Creative

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *