El cáncer, enemigo silencioso.

“A veces no te reconoces en el espejo.
Eres tan solo un reflejo desdibujado de ti misma.
Una imagen borrosa en un cristal empañado con el vaho del miedo y la inseguridad.
Sin embargo, cada cicatriz evoca una batalla que puedes contar…

El cáncer es un enemigo silencioso que no duele, que te ataca a traición.
El dolor comienza cuando es descubierto. Cuando hay que tratarlo para que desaparezca y no vuelva a dar la cara.
Tu cuerpo no será nunca el mismo sin sus partes extirpadas, tras la quimioterapia, la radioterapia o los demás tratamientos necesarios.
Tu mentalidad tampoco será igual. Ni ella, ni tus costumbres.
El cáncer cambia muchísimas cosas en tu mundo. En unas personas para bien, en otras, para mal.
Puede ayudar a dar sentido a tu vida o a quitárselo. Puede darte fuerza y esperanza o debilidad y desolación.
Y, sobre todo, puede darte un fiel reflejo de cuánto amor te rodea y cuánto puedes soportar.
Para combatirlo es necesaria una alimentación sana, ejercicio físico, evitar el estrés, un entorno saludable…y todo esto, aderezado con amor.
Es necesario conservar el amor de los demás y, sobre todo, ante todo, el amor a ti misma.
Porque el cáncer es un enemigo astuto y silencioso que se alía con la muerte para robarte la autoestima e impedirte luchar. Por eso necesitas la alianza el amor con la vida”.

Roxana Palacio, 27-07-2015

Extraído del discurso que dí para la exposición “Poetas y Versos de la Esperanza. Los poetas contra el cáncer”.

Registrado en Safe Creative

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *