EL DURO ARTE DE BUSCAR TRABAJO

Mucha gente se queja de sus trabajos…por el sueldo, los jefes, los compañeros, etc. etc…. Lo que son incapaces de agradecer.…es precisamente, que tienen trabajo.

Es este país, como en muchos otros, se está pasando una época terrible para las personas que tenemos que trabajar para subsistir, y digo esto, porque hay personas…que seguramente, también tendrán quejas sobre algo…que no necesitan trabajar para mantener un estatus, comer todos los días, o pagar un lugar donde vivir…ya sea comprado o alquilado. Francamente, me alegro por ell@s, entiendo que ese sería el sueño de cualquiera…aunque probablemente, si desde siempre tienes ese “don” no podrás valorarlo. Igual que alguien que cobra un buen sueldo religiosamente todos los meses…puede quejarse de un millón de cosas “terribles” relacionadas con su trabajo y está en todo su derecho.

¿A qué viene todo esto?
Pues bien, antes de llegar a la situación de enviar mi currículum a diestro y siniestro a cualquier oferta de empleo en la que pudiera encajar…mi situación era la siguiente: Tenía un contrato indefinido en una empresa con un buen sueldo…que tuvo que prescindir de los servicios de casi todos los trabajadores…por imposibilidad para pagarnos. ¿Os suena?
La empresa pertenecía a un autónomo, y la verdad, es que la crisis no ayuda a la pequeña y mediana empresa…y las leyes tampoco, de hecho…parecen inventadas para asfixiar al empresario.
Evidentemente, me quedé sin trabajo.
Entonces, yo tenía participación en una pequeña empresa de venta por internet llamada La tienda del Bushi. En ella, vendíamos productos para la práctica de artes marciales y algunos servicios como páginas web. Pero que, por desgracia, nunca llegaba a ingresar lo suficiente para atender los pagos, de modo que tuvimos que dar de baja su actividad antes de arruinarnos aportando capital. Naturalmente, había que pagar la Seguridad Social de autónomos, y como estaban a mi nombre (para poder acceder al incentivo de rebaja en el pago por ser mujer)…casi me quedo sin cobrar ningún tipo de subsidio, sin trabajo y sin empresa.
Afortunadamente, el despido ocurrió después de que pudiera darme de baja en autónomos…
En este país, si trabajas por tu cuenta, aunque pagues todos tus impuestos y cumplas con todas las normas religiosamente…Aunque lleves más de 10 años trabajando…no tienes derecho a cobrar un duro…bueno, ahora y en casos muy puntuales, parece ser que sí.

En fin, el caso es que, a pesar de buscar trabajo activamente durante más de un año…sólo conseguí un trabajo (remunerado) como administrativo por agencia temporal, que, curiosamente, fue un error de la empresa que solicitó el servicio…porque, aunque iba a durar 2 meses, a los quince días, se dieron cuenta de que no necesitaban personal por bajada de la producción y…lo perdí.
Supongo que como otras miles de personas en España, he echado el currículum en todos los portales de empleo que conozco, trabajar.com, laboris.net, monster.es, infojobs.net, azafatasypromotoras.com, etc., etc.
También hice pruebas o me apunté en las agencias de representación de actores más “fiables” según consultas a amigos o en los foros de las distintas webs del medio, soloactores.com, clandestinodeactores.com, etc., etc. Por supuesto, también busqué trabajo en estos portales y en quientv.com.
Y, desde luego, fui a diferentes ETT y pasé mi currículum a amig@s con la esperanza de conseguir, al menos una entrevista. Pero nada.
Bueno, sí, después de cientos de curriculums rodando por ahí, tengo una entrevista el día 1 de septiembre…a ver qué tal.

Durante este tiempo, unimos un grupo de teatro con un@s amig@s y montamos una obra de Eduardo Mendoza: “Gloria” …que esa sí, intentaremos sacar adelante, deseadnos suerte. A ver si al menos, funciona el autoempleo.

El caso, es que, aunque esto parezca un lamento, en realidad no lo es, tan sólo pretende ser un reflejo del estado de muchas personas que están en esta misma situación.

Soy administrativo, contable, secretaria de dirección, actriz , tengo conocimientos de diseño web y multimedia, de diseño de interiores, de canto…y, aunque busco trabajos en todos estos campos y algunos más que no requieren grandes conocimientos, como dependiente, acomodadora, etc.… independientemente de que lo que desee sea llegar algún día a ganarme la vida trabajando como actriz, no tengo prácticamente oportunidades para entrar a formar parte de nada y soy consciente que no es por falta de cualidades, sencillamente, cuando ves las ofertas de empleo en las que te has apuntado y lees que hay como mínimo 1000 personas en cada una, te das cuenta de que es más cuestión de suerte que de capacidades y, estoy empezando a pensar que, desde luego, yo, no puedo confiar en la suerte.

De hecho, hasta edité este blog colgando en él mis currículums con la esperanza de tener mayor acceso a una oferta de trabajo, pero nada, ni siquiera se si me ayuda o me perjudica. Evidentemente, todo el contenido y la gestión de la página corre por mi cuenta a coste 0 ya que no pagaría por una página web y, no porque no valgan lo que cuestan, sino sencillamente, porque no tendría sentido tener conocimientos para gestionarla y pagar a otra persona.

Lo más gracioso de todo esto, es que desde el programa PRODI te “obligan” a asistir a citas de seguimiento para meterte en cursos, etc. No vaya a ser que lo que ocurre es que “no quieres trabajar”. Como si una persona pudiese vivir en Madrid con una ayuda de 400 €.

En fin, todo esto viene a que si estás en esta situación o similar, lo mejor que puedes hacer es tratar de no venirte abajo y luchar todos los días por conseguir lo que quieres. No debes dejar que baje tu autoestima. No debes pensar que eres demasiado mal@ en tus cualidades y por eso no te llaman. Sencillamente, ahora hay mucha competencia, demasiado desempleo y, evidentemente, habrá gente más preparada o con mejor perfil y, aunque también haya trabajadores menos cualificados, tal vez tengan mejores contactos, o sencillamente, más suerte. ¡Si hasta hay competencia para trabajar sin cobrar!, (cualquier actor/actriz sabrá de qué hablo, aunque al resto de profesionales les parezca una aberración).

Resumiendo:
Ánimo y suerte en la búsqueda de empleo para aquellos que estén como yo, y felicidades a aquell@s afortunad@s a los que no les falte el trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *