La autocensura…Ese miedo que, como todos los miedos…no sirve para mucho.

Como estoy buscando trabajo, a veces pienso…tal vez, esto o aquello no lo debía publicar (en mis webs, facebook, etc.), pero luego me digo a mí misma:

“Si la vida es eterna, no creo que quiera volver de nuevo a la tierra…seguro que mi espíritu estará mejor por ahí buscando la perfección, la paz y el amor ilimitado.
Y, si sólo tengo esta vida en la tierra…¿De verdad merece la pena vivirla con miedo y auto-censurándose?.
Pues entonces…¿qué sentido tiene todo esto?…¿Aprender a utilizar mejor la metáfora hasta que sea casi indescifrable de qué diantres estás hablando?.”

Roxana Palacio

Me da que no va por ahí el tema…Eso se lo dejo a las personas que entiendan ese idioma, que son muchas y variadas:

  • L@s triunfador@s de doble moral que te dicen cosas como “Debes coger cualquier trabajo que te ofrezcan…aunque sea en condiciones de explotación y con malos tratos…Lo importante es tener un sueldo a fin de mes”, pero cobran alrededor de 2.000 € en sus estables puestos de trabajo (funcionarios, empresas familiares, profesionales independientes de éxito que estudiaron lo que les gustó y curran desde que se licenciaron en lo suyo gracias a un amigo de la familia, personas que viven de la pasta que les pasa su ex y que no han trabajado en su puñetera vida, etc. etc)
  • La gente muerta de miedo que cree en las listas negras si no aceptas “lo que sea”.
  • Los que dicen que están dispuestos a coger cualquier trabajo que les ofrezcan…pero cuando les hablas de tu último trabajo te cuentan: “Yo no podría haberlo cogido porque tengo hijos y no voy a dejar mi vida de lado”, “Esos trabajos existen porque hay gente que los aceptan y hay que comer…pero yo no he estudiado para eso”, etc.
  • En fin, el caso es que da igual, claro que necesito ingresos…como tod@s.
    Y, por supuesto, que tengo una horquilla más amplia de acción porque no tengo hij@s (aún)…pero, ¿nadie se plantea que posiblemente no los tenga porque “no me lo he podido permitir”?

    Por otro lado, a las empresas curiosamente, si lo que ofrecen es un puesto “en precario” (muchas horas, sueldo casi inexistente, nulos derechos laborales), no les importa ni tu currículum, ni tu persona y si lo pillas: “Estás contratada!”…pero a las que ofrecen algo “normal” (8 horas diarias de trabajo, sueldo desde 800 € -Uff!, ya ni mileurista!- y 1 mes de vacaciones -salvo que te den de baja y te contraten al terminar el mes, ejem-) de repente les preocupa muchísimo que, a parte de administrativo, Community Manager o Dinamizadora en proyectos educativos infantiles y juveniles,etc…Seas actriz…Y además estés aún en edad fértil…porque deben pensar que tener inquietudes creativas y menos de 45 años te convierten en alguien que a la primera de cambio…va a dejar de serle útil al negocio, en fin, ¿qué le vamos a hacer? Tendré que deducir salvo error u omisión que puedo currar de 13 a 24 horas en un “trabajo de mierda”, con perdón y de lunes a sábado…pero no tengo derecho a conseguir un trabajo digno por tener inquietudes artísticas y familiares.

    Visto esto…te preguntas, ¿y si me hago autónoma?, Jajajajajaja…Ahí son la Seguridad Social y Hacienda las que te dicen: “¿Dónde crees que vas piltrafilla si sólo para empezar a mover un dedito vas a necesitar al menos 3.000 euros? y se descojonan en tu cara.

    Así que, nada, a seguir estudiando y echando horas como una campeona creando contenidos para mí y para otr@s esperando que por algún lado lleguen ingresos…
    Saber hacer muchas cosas debe tener recompensa por algún lado, ¿no?

    P.D. No escribo esto porque piense que mi vida es importante…Ni que lo que piense vaya a convertirse nunca en un dogma de fe…Lo escribo porque estoy completamente segura que si lo he pensado yo…habrá alguien en el mundo que también lo ha pensado alguna vez.

    Feliz vida a to2!

    P.D.2 Yo aquí sigo a lo mío…cada vez aprendiendo más…trabajando más (sin cobrar) y tan feliz! 😉

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *