Poesía en las lunas.

Hoy es un día especial.
Es el día en el que un grupo de personas decidieron que sería bello cambiar las multas y la publicidad en las lunas de los coches, por poesías.
Es el día, en el que grupos de personas distribuídas por distintos puntos del país, están recorriendo las calles, para poner sus propios sentimientos expresados en poemas y l@s sentimientos y anhelos de otr@s ilustres poetas de todos los tiempos, a disposición de las personas que hayan tenido la suerte de aparcar un coche en alguna de las calles por las que estemos paseando armados de versos impresos en cuartillas de papel.
Esperemos que esta iniciativa sirva para sembrar de ilusión y esperanza los corazones de la gente.

Yo compartiré estos poemas:

Uno de Navarro Belogui, incluido en su libro NAFSAK.

Dulce de leche

De la vida del momento,
del instante. Acogida
para la veda del instinto.

Donde gargantas enjugan salitre
su boca aguanta el maridaje de las olas
y su espuma. ¿Dónde esconde
mi niña la luna?

(Navarro Belogui. NAFSAK).

Y otro, mío, que encontraréis en este enlace…Y en algunas lunas de coches aparcados por Alcalá de Henares ;).

Además, comparto con vosotros, previa solicitud de permiso a los poetas que rondan por Cáceres un vídeo de esta iniciativa:

Un besazo enorme y feliz día!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *