Posponiendo…vivir.

Pasamos el tiempo dejando cosas vitales en espera del momento adecuado:

  • Ir a ese lugar que nos encantaría conocer.
  • Estudiar lo que de verdad queremos aprender.
  • Pedir perdón a esa persona con la que metimos la pata.
  • Enamorarnos.
  • Casarnos o vivir en pareja.
  • Tener un hijo…

Logramos encontrar los motivos precisos que hacen que nunca sea “el momento”:

  • Ahora no, debería esperar a que pueda acompañarme él o ella.
  • Ahora no, mis padres quieren que termine primero esta carrera o atienda al negocio familiar.
  • Ahora no, la próxima vez que vea a esa persona a solas.
  • Ahora no, tengo que centrarme en mis estudios o mi carrera profesional.
  • Ahora no, no tenemos dinero para celebrarla como me gustaría. (La falta de dinero podría ser excusa para casi todo).
  • Ahora no, acabo de quedarme sin trabajo….

Sin embargo, la vida pasa a su manera, las cosas suceden, los accidentes, las enfermedades, la muerte.

Y las cosas malas que nos obligan a posponer las buenas, no entienden de momentos adecuados, pero pasan.  Cuando les da la gana. Ocurren sin más.
Afortunadamente, también podría tocarnos una lotería…pero ese no es el tema. 😉

Mi propuesta es plantearse la vida sin pensar en “el momento adecuado”.

Simplemente vivir el momento y seguro que este paseo, tendría momentos amargos, sí, pero sabríamos saborear los momentos agradables con plenitud.

“Carpe Diem”, simplemente, “Atrapa el momento”.

Saludos a to2!

Nos leemos!

Y, hacedme un favor…procurar hacer siempre lo que de verdad os haga felices.

Gracias.

Registrado en Safe Creative

Registrado en Safe Creative

Un comentario:

  1. …y olé! 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *